Seguridad con los disolventes

Los disolventes son productos químicos potentes que eliminan los residuos indeseados de sus piezas metálicas. Y dado que son tan potentes, hay que manipularlos con cuidado. En esta página, le mostraremos cuál es la diferencia entre peligro y riesgo, y cómo manipular los disolventes prácticamente sin riesgos.

Peligro no es lo mismo que riesgo

Aunque muchas personas utilizan los términos peligro y riesgo como sinónimos, estos significan cosas muy diferentes.

Peligro describe la capacidad que tiene alguna cosa de causar algún daño. Riesgo, por su parte, describe la probabilidad de que ocurra el daño.

A modo de ejemplo:

Usted está en un barco turístico observando tiburones, mirando un tiburón blanco que está rondando el barco. El tiburón blanco es enorme, fuerte y feroz. Y con solo una mordida le causaría graves daños. Esto significa que el tiburón blanco es muy peligroso.

¡Menos mal que usted está en un barco! Usted no está al alcance del tiburón y, por lo tanto, no corre peligro. Esto significa que –mientras usted permanezca en el barco– la probabilidad de que el tiburón le haga daño es baja, aunque el tiburón en sí sea un animal muy peligroso.

Y ahora imagínese que salta al agua para darse un chapuzón. En este caso, ya no habría ninguna barrera entre usted y el tiburón, y la probabilidad de que el tiburón le haga daño sería muy grande. Esto sería una gestión de riesgos muy mala.

La gestión de riesgos elimina los riesgos

Retomemos el ejemplo del tiburón para explicar la gestión de riesgos. La función de la gestión de riesgos es eliminar los riesgos. En nuestro ejemplo, una manera muy simple de eliminar cualquier riesgo que provenga de tiburones sería eliminar a todos los tiburones. Pero esto significaría una catástrofe para la biodiversidad, y para el negocio turístico de observar tiburones. Entonces, aunque con esta medida eliminaríamos los riesgos, las desventajas serían inaceptables.

Una mejor solución sería tomar medidas para impedir que los turistas puedan saltar al agua. Pues así tendría ambas cosas: los tiburones y la seguridad.

Bien, ya sabemos cómo llevar el negocio de observar tiburones de manera segura. Vayamos ahora a los disolventes.

Una buena gestión de riesgos en el uso de disolventes es una buena interacción entre medidas de protección, sensibilización sobre el riesgo, formación del personal y socios fiables para el servicio.

Medidas de protección

1. MEDIDAS DE INGENIERÍA La mejor manera de reducir la probabilidad de que ocurra un daño es evitarlo físicamente por medio de un sistema de ingeniería. Por eso, la cámara de limpieza de los equipos de limpieza modernos no abre hasta que se haya eliminado prácticamente todo el disolvente vaporizado. El Sistema SAFE-TAINER™ se conecta exclusivamente a los accesorios de acople, de manera que el disolvente permanece en el sistema cerrado herméticamente.

 

2. MEDIDAS ADMINISTRATIVAS
Tomar medidas administrativas es otro paso clave de la gestión de riesgos. Todas las señales de peligro o riesgo y sobre cómo manejarlos deberían estar bien visibles. Tanto los empleados encargados directa o indirectamente, así como los que solo trabajan cerca del lugar, deberían conocer los riesgos y las buenas prácticas.

3. PEQUIPO DE PROTECCIÓN PERSONAL
El equipo de protección personal es la «última barrera» entre usted y el riesgo. Los operarios deberían conocer el nivel de protección personal necesario en cada situación.

Sensibilización sobre el riesgo

Tenga en cuenta el riesgo en todo momento. Igual qué medio de limpieza utilice, cuál sea tu tarea exactamente o qué producto emplee, todos los productos químicos pueden causar daños si no se manipulan de manera adecuada. Observe siempre las medidas de seguridad y tómese el tiempo para consultar la ficha de datos de seguridad de materiales ampliada (MSDS) de los productos químicos antes de manipularlos. Esta ficha contiene toda la información importante.

›Póngase en contacto con nosotros o con su proveedor para obtener la MSDS específica.

Curso de formación sobre disolventes

En un curso de formación sobre disolventes de CHEMAWARE™ aprenderá cómo aumentar la seguridad y la sostenibilidad de su procesos de limpieza. Al aplicar estos conocimientos, podrá optimizar su proceso. Logrará unos resultados de limpieza fiables y de gran calidad.

Aprenderá a poner en práctica:

Un lugar de trabajo más seguro

  • Medidas viables para gestionar riesgos a la hora de manipular disolventes
  • Protección de los operarios

Una operación de limpieza fiable

  • Gestión de disolventes para satisfacer sus necesidades de limpieza y rendimiento de los componentes
  • Protección de su inversión en equipos de limpieza

Conformidad con la legislación y la normativa medioambiental

  • Leyes y normativa que se deben cumplir

Se beneficiará de unos cursos de formación equilibrados que incluyen una parte teórica y una demostración práctica en sus instalaciones, con una sesión de preguntas y respuestas. Al final del curso de formación, se extenderá un certificado de asistencia a los participantes.

Servicios de medición de la exposición

Los Servicios de medición de la exposición de CHEMAWARE™ le ayudan a medir y controlar la exposición media ponderada en el tiempo (TWA) de sus empleados a disolventes. Esto forma parte de las medidas recomendadas en materia de seguridad, salud y medioambiente, y permite adoptar mejores medidas de gestión de riesgos para la seguridad de los empleados que trabajan con disolventes.

El Servicio de medición de la exposición de CHEMAWARE™ es un paquete compuesto por una caja de 10 placas de adsorción de carbono activo que permiten medir la exposición a lo largo de todo un día y que un laboratorio externo independiente realice hasta 10 análisis de las placas de muestra.

Respuesta en caso de emergencia

En el caso poco probable de que se produzca una fuga, tome las siguientes medidas rápidas y apropiadas para proteger a sus empleados y el medioambiente:

pequeñas fugas

  • Mantenga el equipo de protección adecuado
  • Contenga el escape
  • Detenga la fuga llevando el equipo protector adecuado y garantizando una buena ventilación
  • Limpie los derrames y las fugas menores de inmediato
  • Coloque los materiales y/o los aglutinantes cargados de disolvente en un recipiente metálico cubierto y resistente a los disolventes
  • Organice la eliminación de los residuos
  • Póngase en contacto con el supervisor, incluso si se trata de derrames y fugas menores

Protección del personal

  • Evacúe la zona
  • Mantenga al personal alejado de las zonas bajas
  • Mantenga al personal alejado de zonas cerradas o poco ventiladas
  • Manténgase a contracorriente del derrame
  • Ventile la zona de la fuga o derrame
  • En las operaciones de limpieza solo debería participar personal formado y con la debida protección
  • Antes de acceder a la zona, siga los procedimientos sobre espacios cerrados
  • Use equipos de seguridad apropiados

Siempre seguro con SAFECHEM